Home » DIARIO, PALABRAS DE JESÚS

PDJ: ¡Oren por Mis hijos de Haití!

18 January 2010 One Comment

Haiti Earthquake(Jesús): “Estoy cerca de los de corazón quebrantado y consuelo a los que sufren pérdidas. Nunca dejo a Mis hijos solos, sobre todo cuando “desde la angustia, Me invocan” (Salmos 118:5). Estoy cerca de Mis hijos de Haití, que lloran y me piden socorro. ¡La ayuda ya ha llegado! He enviado legiones de ángeles para rescatar a los que claman Mi nombre y no hay ni uno de Mis pequeños gorriones, especialmente niños, a los que olvide.

Aunque resulte absurdo y difícil entender cómo puede ocurrirles algo tan horrible a los pobres, comprended que Mi Padre “es amor” (1ª San Juan 4:8) y que, incluso en estas pruebas y tribulaciones, estoy “cerca de todos los que me invocan” (Salmos 145:18) y libero a aquellos que claman Mi nombre. En este momento hay manifestaciones de Mi presencia con los que son hijos Míos en Haití, y el mundo entero se hará eco.

Este evento está conmocionando a las naciones y muchos en el mundo se están preguntando cómo ha podido ocurrir una tragedia y calamidad de este tipo, pero lo que desconocen es que hay entidades invisibles que causan estos eventos desde el más allá, fuerzas oscuras cuyo objetivo es brindar destrucción a Mi creación y queridas criaturas.  Por desgracia, han soltado a algunas de estas fuerzas como “trabajadores de iniquidad” que han llevado la “destrucción” (Proverbios 10:29) a esta nación, pero el poder de Mi Espíritu es “mayor que el que está en el mundo” (1ª Juan 4:4) y, si todos Mis hijos en el mundo se unen en oración por Mi pueblo de Haití, manifestaré Mi amor y misericordia y liberaré a aquellos que claman a Mí.

Mi Espíritu ya está mostrando visiblemente manifestaciones maravillosas de Mi amor y bondad mediante aquellos que han respondido a la llamada de ayuda y están trasladándose a Haití para ser Mis manos, pies, ojos y boca para los que han quedado destituidos y necesitados.  Mi Espíritu ha llevado a esta nación a Mis misioneros y voluntarios, que llevan ayuda humanitaria y espiritual para mostrar Mi misericordia y Mi compasión a aquellos que son víctimas inocentes de algo que ha conmocionado el corazón de las naciones del mundo.

Esta es una de “las señales de los tiempos” (San Mateo 16:3) en los que estáis viviendo. Hace miles de años predije que antes de que Mi Reino se instaurara en la tierra “habrá terremotos y hambres y alborotos en muchos lugares; principios de dolores serán estos” (San Marcos 13:8) y está ocurriendo “como dolores a la mujer preñada” (1 Tesalonicenses 5:3),  porque la tierra pronto dará luz a Mi Reino que la cubrirá de extremo a extremo y la llenará del “conocimiento del Señor como cubren el mar las aguas” (Isaías 11:9).

Así que no os desesperéis ni perdáis la fe “cuando estas cosas comenzaren a hacerse”, sino que, por favor, “mirad y levantad vuestras cabezas porque vuestra redención está cerca” (San Lucas 21:28). Si, de nuevo, os digo a todos, hijos Míos: “Alzad los ojos a los montes, de donde vendrá vuestro socorro. Vuestro socorro viene del Señor que hizo los cielos y la tierra. No dará tu pié al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda. El Señor te guardará de todo mal, Él guardará tu alma. El Señor guardará tu salida y tu entrada, desde ahora y para siempre” (Salmo 121).

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto no temeremos aunque la tierra sea removida, aunque se traspasen los montes al corazón del mar. Bramarán, turbaranse sus aguas, temblarán los montes a causa de su braveza” (Salmos 46:1-3)

¡Oren por Mis hijos de Haiti!

———————————————————————————————————————–
Otras Palabras De Jesus: http://renatoamato.com/es/diario/palabras-de-jesus/
———————————————————————————————————————–

One Comment »