Home » DIARIO, PALABRAS DE JESÚS

PDJ: “¡Las palabras son entes reales!”

7 December 2009 No Comment

Debes tener cuidado para que tu servicio a Mi y al prójimo no se convierta en un “dios” que antepones a Mi y al tiempo que debes pasar en Mi presencia. Tu espíritu anhela a Mi espíritu y ambos necesitamos esta comunión de corazón con corazón. Yo lo necesito tanto como tú, ya que el amor ha de ser compartido y tú eres el recipiente de Mi amor.

Me encanta compartir Mi corazón y pensamientos contigo, porque tu capacidad para escuchar Mi voz no está inhibida, y disfruto de ver cómo te excitas cuando te revelo nuevas verdades eternas y te doy una ducha de bendiciones. Es un placer compartir Mis tesoros contigo porque se que no te los vas a quedar para ti, sino que los vas  compartir con el mundo. Eres un conducto que puedo usar y necesito que seas un conducto para los que se paren a escuchar lo que digo a través de ti.

Es importante que no dejes de lado tu comunión conmigo, ya que no voy a poder bendecir lo que haces a menos que “pongas primero Mi Reino y  todo lo demás te será añadido” (San Mateo 6:33). Tu prioridad número uno en esta vida es “amarme con todo tu corazón, y toda tu alma, y toda tu mente” (San Mateo22:37) y no deberías tener otros dioses que antepongas a Mi.

“No habrá para ti otros dioses delante de Mi” (Éxodo 20:3) significa exactamente eso, que no solo no habrá otros dioses, sino que no los pondrás delante de Mi. No quiero el segundo lugar ante nada en tu vida, y cualquier cosa que antepongas a Mi se convierte en un “dios” para ti. Eso es lo que apartó a mi pueblo del camino, cuando “dejaron su primer amor” (Apocalipsis 2:4) y comenzaron a tener otras prioridades. Quiero ser tu objetivo número uno y no debes ocuparte de ninguna otra cosa que no sea amarme y complacerme con aquello que sabes que espero de ti.

Aprende a organizarte de manera que niveles tu vida, y Yo te ayudaré a conseguir más con menos esfuerzo. Esta es la “llave” que siempre debes recordar y usar en tu vida. “Consigue más con menos esfuerzo usando la llave del nivelado y el equilibrio preciso”.

Las palabras son entes reales ya que tienen poder para crear o destruir en consonancia con el espíritu que transporten. El “poder de la lengua” es un tema del cual Mi querido apóstol Santiago escribió en la Biblia, y está en lo cierto: “la lengua es un miembro pequeño y mirad qué pequeño fuego abrasa un bosque tan grande” (Santiago 3:5). Tiene poder para crear vida y dar fuerza y vigor al desvalido, pero también puede afligir y devorar aquellos que son abrasados por su fuego. Las palabras son las “llaves” que fortalecen o debilitan en consonancia con el espíritu que transportan. Si las palabras que dices no son tuyas sino que es “el espíritu del Padre que habla por ti” (San Mateo 10:30), serás capaz de sanar y restaurar las almas de aquellos que se acerquen a ti en busca de consuelo y consejo. No tienes que decirles lo que han de hacer pues tus palabras les infundirán el poder que necesitan para hacer lo que Yo les transmita al corazón.

Así que usa las llaves que he puesto en tus manos, las palabras de vida eterna que otorgan fuerza a Mis hijos. Deja que sea Yo el que realice la labor invisible de restaurar y sanar lo que tú no podrías por ti solo, porque tú no puedes sanar los corazones quebrantados, sino orientar a las personas y guiarlas hacia Mi y, luego, déjame hablarles y contarles lo que quiero que hagan para conseguir la curación. ¡Te amo!

Comments are closed.